Síguenos   |    English
Hotel Querétaro - Antiguo Mesón de Aspeytia

Hotel  Aspeytia Querétaro

Reservaciones al (442) 212-4249, (442) 212-3333 y 01 800 83 09 196

Hotel Querétaro - Antiguo Mesón de Aspeytia - Historia


Historia



Imagínate estar en una construcción del siglo XVIII...



Orgullosamente, el Antiguo Mesón Aspeytia porta nuevamente su nombre original que data del siglo XVIII. Mesón en sus inicios, posteriormente tuvo el honor de servir, por muchos años, de cuartel al ejército realista, hasta que en 1802 la ubicación del cuartel se trasladó a la Calle del Cebadal.

Otra construcción del “Callejón de Aspeytia” digna de ser mencionada por ser ya parte de nuestro pasado histórico, es la casa que llevaba el número 1½. Ésta fue habitada por Don Luis Mendoza, peluquero de profesión, y un partidario activo del movimiento de Independencia. De esta casa fue justamente de donde el alcaide Don Ignacio Pérez tomó el caballo que lo condujo a San Miguel, para dar la urgentísima noticia enviada por la Corregidora, sobre el descubrimiento de la conspiración. El nombre de este Sr. Mendoza se encuentra escrito con letras de oro en el Salón de Sesiones de la Legislatura del Estado.

La historia cuenta que en el siglo XVIII habitó en lo que ahora es la calle de Morelos (entre Juárez y Pasteur) un lego carmelo no profeso de apellido Aspeytia que, colgando los hábitos, casó e hizo fortuna, al grado de poder levantar de nuevo todas las casas vistas al sur que fueron de su propiedad. En honor suyo, la calle fue bautizada “Callejón de Aspeytia”, donde él pasó el resto de su vida y murió sin dejar sucesión.


Hotel Querétaro - Antiguo Mesón de Aspeytia - Distintivo M

Distintivo M es un reconocimiento otorgado por la Secretaría de Turismo de México a las empresas que implementan exitosamente el programa "Moderniza", que avala la adopción de las mejores prácticas y una distinción de empresa turística modelo. Conoce más »



Plaza de Armas



Es el corazón urbano de Querétaro, un lugar de encuentros, ameno e inquieto, que está cercado por espléndidos edificios de la arquitectura virreinal, como el palacio de Gobierno, y acogedores restaurantes y cafés, en los que siempre hay un motivo para iniciar una divertida conversación.

Hasta el siglo XVII, este espacio de la ciudad fue un mercado indígena o tianguis -feria en la que no solo se compra y se vende, sino, también, se intercambian productos-, pero un incendio hizo "cenizas" esta costumbre. Tuvieron que pasar muchísimas décadas, para que el lugar se convirtiera en plaza pública, lo que ocurrió en 1886.

En el centro de la plaza actual destaca la estatua del marqués de la Villa del Villar del Águila, responsable de la construcción de los acueductos de la ciudad, símbolos de Querétaro.


Hotel Querétaro - Antiguo Mesón de Aspeytia - Plaza de Armas